Leamos con nuestros hijos

Sergio Snieg: “Un niño que lee desde temprana edad, será un adulto con mejor calidad de vida”

El destacado pediatra participó de la Experiencia Leamos, donde habló sobre la importancia de la lectura en el desarrollo integral de los niños.

El pediatra Sergio Snieg forma parte del Comité de Pediatría Ambulatoria de la Sociedad Argentina de Pediatría, es columnista de salud en el programa “De esta Salimos Juntos” (Canal 9) , y autor de Soy papá…¿y ahora? (Atlántida) y Lo que nos cuenta el pediatra, que, en formato e-book y audiolibro, está disponible exclusivo desde la plataforma de lectura por suscripción Leamos.

Snieg participó esta semana en el ciclo Experiencia Leamos. En una entrevista a cargo de María Belén Marinone habló con la claridad y el compromiso que lo caracteriza sobre los beneficios de la lectura en la niñez. Un niño que lee desde temprana edad, dijo, será un adulto con mejor calidad de vida. La salud integral implica un correcto desarrollo, y leer libros aumenta el vocabulario y la expresión, lo que redunda en mejor capacidad de solucionar problemas y desafíos. Al ponerle palabras a lo que les pasa, los niños logran aliviar el estrés y expresarse mejor. “Es por ello que los pediatras somos promotores de la lectura”, señaló.

Pero, ¿cómo hacer para promoverla? La clave es indagar en los hábitos. Se suele escuchar en el consultorio que “a él no le gusta leer”. Pero para Snieg, no hay una situación tan determinista. “Hay que indagar en los intereses del niño”, dijo, y hay encontrar el libro que lo atrape. En su labor cotidiana, a partir del perfil del niño, sugiere distintos formatos de libros para entrar en lectura. Hay libros sin palabras, libros-juguete, libros-imagen. Incluso la tecnología puede ser de gran ayuda para encontrar esa historia ideal."Lo que nos cuenta el pediatra", de Sergio Snieg (IndieLibros)«Lo que nos cuenta el pediatra», de Sergio Snieg (IndieLibros)

Otra estrategia de los pediatras es el famoso baúl o biblioteca de libros en el consultorio. “Algunos les permitimos que se los lleven”, dijo, “y los invitamos a cambiar libros. Pueden traer el suyo y llevarse otro”. En muchos servicios de pediatría hay programas de promoción de la lectura que acompañan acciones de promoción de salud. Por ejemplo, se puede trabajar la importancia de no comer carne cruda a partir de lo que le pasó al personaje de un libro. La lectura, entonces, es un factor de prevención de enfermedades.

El problema con la lectura, dijo, radica en que el niño construye su subjetividad a través del juego y el juego es un acto innato, pero leer no. La lectura tiene que ser un opción promovida por un adulto: Yolanda Reyes dice que “nos hacemos lectores porque alguien nos lee”.

Así como una alimentación sana y variada es responsabilidad de los adultos, Snieg señaló que con los libros debería pasar lo mismo. La pregunta “¿Querés jugar con la tablet o leer un libro?” no es una propuesta convincente. En cambio, “si les proponés leer un libro de hadas o de dinosaurios, ya estás pautando hacia dónde querés que vayan”. Los chicos nos imitan y “si uno lee, ellos van a querer saber qué es leer”. El libro, dijo, “te lleva a un lugar mágico que no encontrás en ningún otro lugar”.

Loading the player...