Leamos con autores

Miri Molero. “La Sirenita”, el cuento infantil que su autor lamentó haber escrito

Es habitual en Miriam Molero el preguntarse el por qué de las cosas. Esos interrogantes la empujan a escribir, a investigar: a buscar respuestas que satisfagan su curiosidad constante. Con una larga trayectoria en los medios, fue docente, se desempeñó como creativa y analista para agencias publicitarias, trabajó Editorial Perfil, La Nación y Canal 7, entre otros. Actualmente es columnista de Sábado Tempranísimo en radio Mitre. Es autora de la novela policial El rapto.

En una entrevista a cargo de María Belén Marinone en el marco de Experiencia Leamos, Molero habló del ensayo En busca de la Sirenita: diario de lectura del cuento de Hans Christian Andersen –que puede leerse en Bajalibros y Leamos– y es una suerte de una aventura detectivesca sobre el verdadero significado del cuento.

"En busca de La Sirenita", de Miriam Molero«En busca de La Sirenita», de Miriam Molero

¿Por qué un personaje como una sirena, tan hermosa, tan potente, se cortaría la cola? Ese interrogante que motivó el ensayo. En medio de la investigación se topó con el descubrimiento de que La Sirenita fue el cuento que más hizo sufrir a Andersen. “En sus cartas”, dijo, “expresaba como durante la escritura, si el cuento entraba en un momento triste, él se entristecía, si tenía que describir una situación de enojo, él mismo se enojaba. Estaba totalmente afectado”. Esto se debía, explicó, a la historia personal del autor. En su autobiografía, Andersen se retrataba como un chico afeminado que era “constantemente agredido por otros jóvenes” del pueblo. Un día, incluso, quisieron bajarle los pantalones para ver si era hombre o mujer. Su sexualidad fue negada y anulada durante años, hasta que fue acogido por la familia Collins y uno de los hijos, Edward, se transformaría en su gran amor. Pero, siguió Molero, tras años de no ser correspondido, en el momento en que supo que Edward se casaría con una mujer, escribió “La Sirenita”.

Para Molero hay una escena clave del cuento, que es cuando la bruja le ofrece a la Sirenita tener piernas a cambio de su voz. Al darle la poción, esta le advierte que las piernas serán dolorosas, que sus pies caminarán como sobre cuchillas, y que también sangrará. Es allí donde Molero encontraba una gran metáfora sexual que puede haber sido buscada consciente o inconscientemente: “cambiar la cola, que es un elemento fálico, por una entrepierna que sangra”. Todo el clásico, dijo la escritora, tiene una capacidad simbólica alucinante. ¿Acaso Andersen hizo referencia a tener que cambiar radicalmente su corporalidad para ser amado? ¿Habrá relatado, en 1837, una experiencia trans?



Loading the player...