Leamos de la vida

La conmovedora historia de Fabiana Araujo, que superó un cáncer de mamas

Cuando abrió el sobre con los resultados de la biopsia y leyó “carcinoma”, entró en un estado de negación: se le borró el significado de la palabra, no comprendía lo que leía. Fabiana Araujo, periodista y conductora de televisión, una persona que está acostumbrada a analizar los textos, subtextos y las inflexiones de voz de entrevistados y personalidades públicas, necesitó diez minutos, sola en el hospital, para entender que tenía cáncer.

En una entrevista íntima a cargo de Carolina Balbiani en el marco de Experiencia Leamos, la conductora de “Donna Moda” entre otros programas de TV y flamante autora de varios artículos exclusivos para la plataforma Leamos.com, habló de cómo tuvo que hacerle frente a la enfermedad.

Su caso fue inesperado: era joven, no estaba en un grupo de riesgo ni tenía antecedentes familiares, llevaba una vida sana. Con el diagnóstico, se llenó de ansiedad y de dudas. “La enfermedad es democrática”, dijo, “afecta no solo a quien la padece sino también a su ambiente, a su entorno, amigos, familia y hasta desconocidos”. Por eso, para ella, fue clave encontrar un buen médico que le permitiera sobrellevar mejor toda esa angustia. “Para los que somos mentales y ansiosos, lo mejor para calmar la cabeza es recibir más información”. Así, mientras más respuestas encontraba, más conocía la enfermedad y a lo que se enfrentaba.

La detección temprana es clave para un tratamiento que dé buenos resultadosLa detección temprana es clave para un tratamiento que dé buenos resultados

Para la periodista, si uno está transitando una enfermedad y encima tiene que ocultarla, “es un doble trabajo”. Hablar, por el contrario, es sanador; “la catarsis, el poder expresar, poder decir ‘tengo miedo’, me ayudó mucho, porque cuando vos expresas, pones a la enfermedad por fuera tuyo”. El peso de no tener que ocultar tratamientos, operaciones, una cicatriz, o sentimientos, hizo que su camino se volviera un poco más liviano.

¿Qué fue lo que hizo cuando tuvo el diagnóstico? Llamó a su estilista y le pidió una peluca: temía perder su cabello en la quimioterapia. Afortunadamente, no tuvo que someterse al tratamiento, pero hoy nota un gran cambio de paradigma en cuanto a este tema, ya que las pacientes llevan la calvicie sin vergüenza. “En 2011 había cosas que estaban menos asumidas. Hoy veo a las mujeres que están atravesando una quimio luciendo su pelada sin peluca ni pañuelo, ¡sin ningún problema!”. Este es uno de los logros que la sociedad ha conseguido frente al cáncer: sacarle el estigma. Ya no es necesario esconderse o aparentar. “La mirada del otro ya no es de lástima, al contrario, hoy se mira a una persona que transita un proceso de enfermedad como un valiente”.

Loading the player...