Leamos con Luis Novaresio

Facundo Manes: amor, trabajo y dinero durante la pandemia

Luis Novaresio sostiene que el secreto del saber y de una mejor calidad de vida está en saber hacer preguntas antes que en dar respuestas. Por eso, su nuevo ciclo de entrevistas hace foco en el interrogante: “Siempre hay un porqué”, se llama este ciclo, que es exclusivo para los suscriptores de la plataforma Leamos.com. Esta semana, Novaresio convocó a Facundo Manes, a quien presentó como “una de las personas que más me ayuda a hacerme preguntas” y a quien le propuso indagar en los porqués del comportamiento humano.

Desde hace años, Manes lleva sus investigaciones científicas a la par con el desafío de pensar el presente y el futuro de la Argentina en términos de sociedad y educación. Incursionó en la política y en la escritura de libros que revolucionaron la divulgación científica, como: Usar el cerebroEl cerebro del futuro y Decir presente. Hacer futuro, entre muchos otros.

Aquí tres preguntas del encuentro:

Facundo Manes (Crédito: Santiago Saferstein)Facundo Manes (Crédito: Santiago Saferstein)

¿Es muy estresante agregar porqués en este momento de tanta incertidumbre?

–No, yo creo que es una gran etapa para hacernos preguntas. Si uno ve la historia, en general las pandemias han cambiado a las sociedades. Es un buen momento para preguntarnos quiénes somos, qué queremos, qué valoramos en la vida. Incluso, es una oportunidad para descubrir nuestra mejor versión. Porque lo que hacemos los seres humanos es sobrevivir y, cuando cambia el contexto, estamos motivados a adaptarnos. Fuimos concebidos para ello. Una pandemia nos ayuda a cambiar; hay que hacerse preguntas.

De las especies animales, ¿el ser humano es el único que está dotado para preguntarse quién es?

–Sí. La pregunta es por qué llegamos a eso, por qué prevalecimos en la evolución. Los seres humanos somos únicos en muchos aspectos, como en tener la osadía de auto-estudiarnos no solo con la neurología o la neurociencia, sino también desde la escritura, la literatura, el arte. Ninguna otra especie hace eso y ninguna otra especie tiene la conciencia interna y del entorno que nosotros tenemos ni puede imaginar el futuro como nosotros lo hacemos. Entonces ¿por qué desarrollamos estas habilidades únicas? Logramos prevalecer, para bien o para mal, por la cooperación. En miles de años, para sobrevivir la cooperación nos salvó de la hambruna, de la amenaza. En cierta manera, lo que nos distingue y nos hace especiales es lo colectivo. Y fijate como este virus agarra lo mejor de nuestra especie, que es el vínculo, abrazarnos, estar juntos, y lo usa en nuestra contra.

Luis NovaresioLuis Novaresio

¿Hay un modo de verificar neurológicamente el estado de felicidad?

–El bienestar o la felicidad tiene que ver con el grado de satisfacción que tenemos con respecto a nuestra vida. La ciencia ha abordado el tema, pero al ser conceptos tan complejos, han tenido que deconstruirlos para analizarlos. Lo primero que sabemos es que lo genético juega un rol importante. El 30% de nuestro bienestar tiene que ver con nuestros padres, abuelos, tíos, etc. No es menor: un 30% de ver el vaso medio lleno o medio vacío depende de nuestros genes. También incide el flow, los momentos en que cada uno de nosotros hace algo que le gusta mucho y el resto del mundo desaparece. Otro factor clave tiene que ver con la felicidad es el contacto humano y los vínculos, en tener vínculos humanos profundos. Tener a quien contarle un sueño que quizá no se cumple, a quién contarle un drama de la vida, a quién pedirle ayuda en un momento de desesperación, determinará el bienestar de la vida mucho más que, por ejemplo, un ascenso laboral. Y a la vez, impacta en el bienestar reducir los pensamientos negativos. Nosotros tenemos la posibilidad de cambiar la manera en que pensamos para cambiar la manera en que sentimos. Por último, el dinero también fue estudiado. Después de cierto nivel adquisitivo, cuando uno puede solventar las cosas básicas, el dinero no incide en el bienestar.

Loading the player...

Deja una respuesta