Guión_bajo

Confesiones del guionista de “Tumberos”, “Historia de un clan” y “El tiempo no para”

En el cuarto encuentro del ciclo Guión_Bajo, los guiones e historias que marcaron nuestras vidas, parte de la programación de Experiencia Leamos, el periodista Franco Torchia conversó con Javier van der Couter, actor, guionista y director de cine y televisión. Ganador del mejor guión inédito en el Festival Internacional del Nuevo cine Latinoamericano de La Habana, Cuba, por su proyecto Mía, que luego llegaría a las pantallas con el protagónico de la actriz y escritora Camila Sosa Villada –autora, entre otras obras, de Las Malas y La novia de Sandro–. Con los años, van der Couter se volvería una figura clave para la televisión, detrás de guiones como Historia de un Clan, Tumberos, El tiempo no para, Criminal o Los siete locos.

Mientras da los últimos pasos de un proyecto sobre la masacre escolar de Carmen de Patagones, su ciudad natal, habló con en Guión_Bajo de sus inicios como actor, las características de la escritura para tevé y la elección de un perfill de proyectos relacionados con cierta marginalidad: “Hoy sería mucho más prudente al involucrarme solo en un universo que no me pertenece”. Sobre su particular modo de entrar a una historia, van der Couter confesó su admiración por figuras como la fotógrafa Nan Goldin, quien decía que “la cámara no estaba invitada a la fiesta, es parte de la fiesta” y sinceró su admiración por colegas como Adrián Caetano, director de quien destacó “la poesía de la propuesta”. Los siguientes son fragmentos de la entrevista que puede verse completa en el sitio Experiencia.Leamos.Historia de un clanHistoria de un clan

¿Qué recordás de El tiempo no para, una tira diaria de 2005 que por primera vez habló de familias ensambladas y diversidad sexual?

–Yo adoro ese programa. Fue mi primer trabajo como autor, junto a Constanza Novick. Ideas del Sur nos convocó a los dos: éramos muy jóvenes y nos tocó un elencazo, todos de unitario, como Nacha Guevara. ¡Estaba aterrado de tener que contarles los personajes a ellos! Ahí también se formó Underground. A nivel temático, siempre lo que Sebastián (Ortega) proponía estaba un poco corrido, iba un poco más allá… Se hablaba de familia disfuncional, con mucha complicidad de los actores. Fue una experiencia buenísima y aterradora, por el vértigo con la tira y actores tan admirados. Hicimos una “Biblia” y un “arco narrativo”, que quizá no se estilaba tanto en ese momento. A mí me encantan las tramas vinculares: y eran el corazón de ese programa.

Camila Sosa Villada fue la protagonista de tu film Mía, ¿cómo describirías tu relación con ella? ¿Hay enamoramiento?

–Tiene todo lo que es un enamoramiento (risas). Desde que la conocí en Córdoba, cuando vi su obra “Carnes Tolendas” –fui para hacerle un casting para Mía–, me dejó pasmado su talento. Yo había ido con la idea de un personaje para ella, pero al verla en escena, dije: es la protagonista de la película. Con ella hubo siempre un trabajo de confianza mutua y aportó mucho a la película. Encontrar a una actriz trans que conocía perfectamente el lenguaje de la actuación fue todo ganancia. Camila entendió el personaje perfectamente. Viajamos por festivales, escribimos proyectos juntos, ya me unía el cine el teatro, la televisión… al final, me volví un poco fan.Camila Sosa VilladaCamila Sosa Villada

¿Cómo fue contar al Clan Puccio, cómo darle desde la escritura una perspectiva nueva?

–Yo creo que la clave fue la explosiva conexión entre director y guionistas. Con Martín Méndez, Pablo Ramos, Sebastián y Luis Ortega pasamos mucho tiempo juntos y tomamos una decisión: que el protagonista no fuera personaje empático: sino complejo, con capas. También reírnos, enamorarnos un poco y bizarrear el personaje. La tensión en el vínculo padre e hijo. Cuando el lenguaje del cine entra en el universo de la tele, uno sabe que escribir será difícil, costoso. También discutimos bastante, pero fue una experiencia vertiginosa: escribíamos mientras se filmaba. Fue una locura: ¡nunca hay una silla para el guionista en el set!

Loading the player...