Leamos de la vida

Teresa Sapey y José Luis Lorenzo: “En cada pandemia, la arquitectura puso su capacidad al servicio de la medicina”

Teresa Sapey es una de las popes de la arquitectura mundial. Nació en Italia, estudió en la Parson School of Design y en La Villete, y vive y trabaja en Madrid, donde, además de tener su propio estudio, es profesora de investigación plástica en la Universidad Camilo José Cela. José Luis Lorenzo, por su parte, es arquitecto y coleccionista de arte y vive en la provincia de Córdoba. Tiene su estudio en la ciudad y se ha convertido en uno de los coleccionistas de arte más destacados del país. Es presidente de la Asociación de Amigos del Museo Caraffa, miembro del Consejo de la Fundación Pro Arte Córdoba e integrante del board latino del comité de adquisiciones del Tate Modern de Londres.

Teresa Sapey y José Luis Lorenzo.

En un encuentro moderado por Carolina Balbiani realizado en el marco de Experiencia Leamos, los dos colegas y amigos aventuraron cómo serán los centros urbanos en los próximos años, cómo podrían modificarse nuestros hogares y los lugares de trabajo a partir de la expansión del coronavirus.


Bogotá, Colombia (EFE/Carlos Ortega/Archivo)
Bogotá, Colombia (EFE/Carlos Ortega/Archivo)

“La arquitectura siempre está de la mano de la medicina”, dijo Lorenzo. “En cada pandemia, la arquitectura ha puesto su capacidad al servicio de la medicina para mejorar las ciudades, los hogares y las condiciones de vida”. El covid-19 puso en jaque a muchísimos edificios en donde sus usos, dimensiones y ocupaciones fueron claves para garantizar espacios seguros.

Para Lorenzo, después de la pandemia, los lugares de encuentro no serán los mismos. Habrá un cambio de hábito en cuanto a los grandes centros de aglomeraciones humanas: “Los negocios de cercanía y las ciudades próximas, el poder abastecerse en tu zona sin necesidad de tomar el transporte público, se comenzará a notar cada vez más”, dijo. Así, «las ciudades de los 15 minutos”, como suelen decir los franceses, donde no es necesario hacer un gran trayecto para tener un supermercado, un parque y un lugar para correr, serán un cambio interesante en el modo de vida de muchas personas.

Según Teresa Sapey, la ciudad más preparada en el mundo por el covid es Bogotá: “Lo que hizo la alcaldesa Claudia López Hernández, inteligentísima, fue transformar, en tan solo 15 días, a la ciudad en una toda ciclable”. Que se pueda ir de un lado al otro en bicicleta le permitió a los ciudadanos prescindir completamente del transporte público, lo que ayudó muchísimo al que no se desarrollara el virus. “En comparación está París, donde los casos suben sin control porque efectivamente, la única manera de moverse allí es usando el transporte público.”

.

Loading the player...

Deja una respuesta